Correteame

Ahora me tocó explotar

Ahora me tocó explotar entre mis expectativas nuevas; estamos en la ausencia de otro, estoy ahí y tu estas en mí, hoy aprendiste a irte, irte feliz en el camino oscuro de mi rabia, indigna rabia, esta que me lleva a pensar en las grietas de venganza, en donde quisiera enseñarte mis cartas malditas, las que te harían sangrar emociones e irte de verdad, irte infeliz, pero irte; pero cuándo intento atreverme a mostrarte estas palabras muertas, están ahí tus otros ojos que me impiden dar el paso al suicidio de este confuso y exprimido amor; no me importa tanto que los sepas poner, también aprendí a poner otros ojos, otra boca y otras manos para que actúes de la misma forma en la que actuo.

Cartas malditas que no lees, que no leerás;
que no sé por que las escribo si no las verás,
que sólo me conformo con imaginar como sufrirías.
Soy el ser que quema, que me enseñaste a quemar.

Hombre de un fuego mojado,
Mujer que das a muerte.
Siempre muero y siempre quemo.

Qué sufro, qué sufrirás.
Léeme todas estas líneas al oído
Para enseñarme a cantar.

A veces soy tu, a veces tu eres yo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario